Esta semana hemos estado trabajando con los niños y niñas la conciencia corporal a través de una meditación en pareja. Y muchos os preguntaréis y ¿para que trabajar en niños/as la conciencia corporal?

En nuestra sociedad occidental, donde prima el rendimiento mental, el razonamiento, el visitar un país completo en 4 días… en detrimento de las sensaciones, la calma, las emociones y el movimiento. Toda esta tendencia actual, se traduce en una población poco consciente de su cuerpo, donde las personas inmersas en nuestro día a día, con el piloto automático conectado constantemente, poco a poco dejamos de prestar atención a nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo es un gran indicador de nuestro estado de salud y de nuestro estado de ánimo y a medida que dejamos de prestarle atención se nos vuelve cada vez más y más difícil identificar como nos sentimos, tanto física como emocionalmente.

Focalizar la atención hacia nuestro cuerpo no es difícil, pero requiere como otras muchas habilidades de entrenamiento, desarrollar la conciencia corporal para escuchar los mensajes que nos trasmite nuestro cuerpo.  Y esto precisamente hemos trabajado esta semana con los niños y niñas.

Las siguientes semanas trabajaremos sobre esta base que hemos creado, dándonos cuenta de cómo reacciona nuestro cuerpo ante ciertas emociones, que es una forma de conocernos mejor a nosotros mismos y esto se consigue siendo consciente de cuáles son nuestras reacciones físicas automáticas ante determinadas emociones.

Os seguiremos contando…

Por favor síguenos y danos me gusta.