He estado un poquito ausente del blog en un tiempo, estoy centrada en mis estudios de Psicologia Perinatal y me absorbe mucho tiempo, que disfruto enormemente y por ello estoy también explorando mis experiencias con la maternidad y por eso he decidido escribir esta entrada que es la primera de muchas espero…

Es una realidad que la maternidad te transforma, conlleva importantes cambios a nivel psicológico en una mujer, pero también es cierto que nuestra cultura, la capa social, nos ha hecho creer que nace tu bebe y ya está, «eres otra, una madre otra mujer».

Creo sinceramente, que es importante romper con esta idealización de la súper madre, para ello os cuento mi experiencia. 

 

Para mí, mi maternidad ha sido la experiencia más flipante y más transformadora de mi vida, pero no fue un toque de varita mágica y nada más nacer mis hijas. He necesitado un tiempo de crisis, asimilación e integración.

Tras nacer mis hijas pase por un periodo de shock provocado por el miedo, un miedo que me llevo a la parálisis cerebral, en la que me tuve que dejar llevar. Una etapa llena de inseguridades de reencontrarme con viejos fantasmas heredados de mi relación de apego, la que yo había creado cuando niña, recuerdos emocionales que intentas mantener en una capa inferior para no enfrentarte a ellos, pero que sabes que están ahí, algo te pasa y no lo entiendes…A consecuencia de ese bloqueo me arraso una crisis de ansiedad, que yo la recuerdo como una crisis de personalidad brutal, en la que tuve que encontrar mi nuevo sitio en la vida.

 

De esta manera pase de ser la espectadora de una película en color de rosa a ser la auténtica protagonista y directora, de una película de oscar “mi vida como mujer y madre». Una vida en la que elijo los guiones que quiero protagonizar, busco promotores de esos proyectos y realizo un casting para escoger conscientemente el grupo de actores que quiero que me acompañen en esta aventura, en la que en muchas ocasiones me derrumbo tras una grabación y me vuelvo a levantar para la siguiente.

 

Esta es mi experiencia con mi maternidad, pero cada mujer tiene la suya. Solo puedo estar agradecida a esta etapa de crecimiento personal, en la que crías a dos niñas maravillosas y recolocas a una mujer.

 

¿Me cuentas algo de tu experiencia con la maternidad? 

Por favor síguenos y danos me gusta.