Te sorprenderá saber que buen recurso es escribir un diario. ¿Alguna vez has escrito uno?

Estos días ordenando un armario, he recuperado uno de los diarios que escribí en una etapa oscura de mi vida. Vi lo mal que me encontraba, conecté con el dolor que sentía, me sorprendieron cosas que en aquel momento eran tan importantes para mi y me recordé superando aquel momento de dificultad, en definitiva me permitió ver como había crecido como persona.

En muchas ocasiones, traslado como tarea terapéutica el escribir un diario, ya que la escritura tiene un efecto terapéutico. Te ayuda a mantener vivos los recuerdos, contribuye a tu salud mental y te regalas un momento de reflexión contigo misma.

En el siguiente link te dejo un pequeño trozo de una entrevista a Marian Rojas Estape, psiquiatra y una gran comunicadora, que explica como usar habitualmente el boli y el papel puede mejorar la actividad neuronal y reducir la ansiedad y el estrés.

¿Interesante verdad?

Creo que uno de las mayores dificultades de escribir un diario es el enfrentarnos a una pagina en blanco, así que te dejo aquí un par de recursos que te pueden ayudar a ser constante. 

Es interesante escribir lo que te salga sin pensarlo, sin medirlo, sin filtrar… puedes usarlo para vaciarte. Yo lo suelo usar así. Pero me gusta al final, escribir una frase que marco y remarco y mucha veces me sirven de mantra. Estos han sido algunos de los mantras que salieron el año pasado:
“Soy merecedora de amor incondicional, de que me elijan a mi por ser quien soy”
“Me permito estar triste, es importante para mi respetar mi sentir”

También tengo algunos recursos para cuando no consigo escribir de esta manera tan libre y me apetece escribir. Te los cuento por si a ti también te pueden servir:

-Busco la emoción que ha estado más presente en mi hoy y la dibujo. No se trata de que se haga un dibujo bonito, sino de dejarme expresar a través del dibujo mi sentir. Sabiendo que lo importante es el proceso y no el resultado. Era muy reacia a este recurso, hasta que lo probé.

-Tengo una hoja del diario en el que escribo los “lo que si”, Me centro en estos tres: “Lo que si soy es…”, “Lo que si me gusta es…” y “Lo que si quiero es…”

-Tengo otra hoja en la que escribo lo que me sana: Por ejemplo: “La risa me sana”, “La conciencia de las cosas pequeñas me sana”…

-Tengo otra hoja en la que detallo, porque estoy orgullosa de mi.

-Tengo otra en la que solo doy las gracias

Ya ves que son todos recursos, para enriquecer mi yo más nutritivo.

Y siempre cuando salgo de terapia, intento escribir una frase con letras muy bonitas y dibujos que me ayuda a tener el foco en un tema que quiera pensar, analizar, darle una vuelta…

Espero que lo pruebes y si te apetece compartas conmigo como está siendo para ti.

Por favor síguenos y danos me gusta.
Ir al contenido